jueves, 4 de diciembre de 2008

NO EDUCAS CUANDO...

No educas cuando impones conductas, sino cuando propones valores que motivan.

No educas cuando impones caminos, sino cuando enseñas a caminar.

No educas cuando impones el sometimiento, sino cuando despiertas el coraje de ser libres.

No educas cuando impones tus ideas, sino cuando fomentas la capacidad de pensar por cuenta propia.

No educas cuando impones el terror que aísla, sino cuando cultivas la autonomía del otro.

No educas cuando impones la verdad, sino cuando enseñas a buscarla honestamente.

No educas cuando impones disciplina, sino cuando formas personas responsables.

No educas cuando impones el respeto, sino cuando lo ganas con tu autoridad de persona respetable.