miércoles, 26 de noviembre de 2008

ARTURO Y CLEMENTINA



DOS TORTUGAS SE CONOCEN Y SE ENAMORAN. ELLA TIENE MULTITUD DE SUEÑOS, DE ILUSIONES, Y PLANES DE FUTURO PARA SU VIDA.

CUANDO SE CASA, ÉL DECIDE TRABAJAR (BUSCAR COMIDA), PARA QUE ELLA SE QUEDE EN CASA. A ELLA ESTA SITUACIÓN LE ABURRE MUCHO, Y A ÉL, ELLA LE PARECE UNA TONTA POR ABURRIRSE.

ELLA PLANEA MUCHAS ACTIVIDADES PARA ENTRETENERSE, PERO ÉL, EN VEZ DE PERMITIRLO, LE TRAÍA COSAS Y LAS CARGABA ATADA A SUS ESPALDAS.

UN DÍA, ELLA DECIDE SALIR A DAR UN PEQUEÑO PASEO, PARA VOLVER ANTES QUE ÉL REGRESARA A CASA. LA COSTUMBRE, QUE LE HACÍA MUY FELIZ, SE FUE HACIENDO NECESARIA, PORQUE LE DABA OLOR A LIBERTAD, HASTA QUE UN DÍA, DECIDIÓ MARCHARSE PARA NO VOLVER Y PODER REALIZAR SUS SUEÑOS.

ÉL NUNCA ENTENDIÓ PORQUÉ ELLA SE FUE, ¡CON TODAS LAS COSAS QUE LE HABÍA DADO!!!


EN ESTE CUENTO, CLEMENTINA ES LA ANTÍPODA DE CENICIENTA, DE LA BELLA DURMIENTE, Y REPRESENTA LA SUPERACIÓN DE ARRAIGOS, ACTITUDES Y ROLES POCO LIBERADORES Y TOLERANTES.

EN ESTE ENLACE PODÉIS VISUALIZARLO.